El uso de la ingeniería genética, o de los organismos modificados genéticamente (OGM), está prohibido en los productos orgánicos. Esto significa que un agricultor orgánico no puede sembrar semillas transgénicas, una vaca orgánica no puede comer alfalfa OGM o de maíz OGM, y un productor de sopa orgánica no puede utilizar cualquiera de los ingredientes transgénicos. Para cumplir con los reglamentos orgánicos del USDA, los agricultores y los procesadores deben demostrar que no utilizan transgénicos y que están protegiendo sus productos del el contacto con sustancias prohibidas, como los OGM, desde la granja hasta la mesa.

Las operaciones orgánicas implementan prácticas preventivas sobre la base de los factores de riesgo específicos del lugar, como vecinos con granjas convencionales o equipo agrícola común o en las instalaciones. Por ejemplo, algunos agricultores plantan sus semillas temprano o tarde para evitar que los cultivos orgánicos y los cultivos OGM florescan al mismo tiempo (lo que puede provocar polinización cruzada). Otros cultivos se cosechan antes de la floración o se firman acuerdos de cooperación con las granjas vecinas para evitar la siembra de cultivos transgénicos junto a los orgánicos.

Los agricultores también designan a los bordes de su tierra como una zona de amortiguamiento, donde la tierra es manejada orgánicamente, pero los cultivos no se venden como orgánicos. Cualquier equipo de granja o procesamiento compartida debe ser limpiado a fondo para evitar la exposición involuntaria de OGM o sustancias prohibidas.

Todas estas medidas están documentadas en el plan de manejo del agricultor orgánico. Este plan escrito describe los principios y las prácticas que deben utilizarse, incluidas las barreras físicas para evitar el contacto de los productos orgánicos con sustancias prohibidas o los productos de “métodos excluidos” como los OGM. Las inspecciones in situ y registros verifican que los agricultores están siguiendo su plan para el sistema orgánico. Además, los agentes certificadores realizan pruebas de residuos para determinar si estas prácticas preventivas son adecuadas para evitar el contacto con sustancias como plaguicidas prohibidos, los antibióticos, y los OGM.

Cualquier operación orgánica certificada donde se halla encontrado  sustancias prohibidas u organismos genéticamente modificados podría enfrentar acciones de cumplimiento, incluyendo la pérdida de la certificación y las sanciones financieras. Sin embargo, a diferencia con los pesticidas, no hay niveles de tolerancia específicos en el reglamento orgánico de la USDA para los OGM. Como tal, los estados nacionales de política del Programa Orgánico dice que encontrar trazas de OGM no significa automáticamente que la finca se encuentra en violación de los reglamentos orgánicos del USDA. En estos casos, la entidad certificadora investigará cómo se produjo la presencia accidental y recomendara cómo puede evitar esto en el futuro. Por ejemplo, puede ser necesaria una zona de amortiguamiento más grande o una limpieza más profunda de un molino de grano compartida.P1210494

USDA soporta todos los métodos de producción agrícola, incluida la orgánica, convencional y biotecnologíca. Para ayudar a estos diferentes métodos coexisten mejor, USDA ha convocado un Comité Asesor sobre Biotecnología y Agricultura del Siglo 21 (“AC21”). Actores orgánicos están bien representados en la AC21. Recomendaciones recientes del Comité Consultivo están siendo implementadas por las agencias del USDA.

Los consumidores compran productos orgánicos que esperan que mantengan su integridad orgánica de la finca al mercado, y el USDA se compromete a cumplir con estas expectativas. No importa donde se cultiva, si un producto tiene el sello orgánico del USDA en él, no fue elaborado con OGM.

Traducido de http://blogs.usda.gov/2013/05/17/organic-101-can-gmos-be-used-in-organic-products/